Skip to main content
(833) 898-7300 Contáctenos
Abogado de la ley del limón en Arizona ,

Lemon Larry es una agencia de referencia que brinda a los consumidores información sobre las leyes de limón de Arizona. Si tiene un automóvil o camión con defectos que persisten y no se pueden reparar en un tiempo razonable, de acuerdo con la ley limón de Arizona, Lemon Larry puede ayudarlo a encontrar un abogado de reclamos de la ley limón, sin cargo.

Lemon Larry no es abogado; en cambio, el servicio ayuda a los consumidores a determinar si tienen un reclamo. Luego, Lemon Larry encontrará un abogado con experiencia y conocimiento para ayudarlos con su reclamo.

A menudo, los consumidores con un «limón» necesitan ayuda porque su automóvil, camión o camioneta pasa más tiempo en reparación que llevándolos al trabajo, la escuela o el juego.

Mucha gente no comprende cómo funciona la ley. Lemon Larry existe para ayudar a los consumidores a determinar si tienen o no un reclamo bajo la ley limón de Arizona y los conecta con un abogado de la ley limón que puede ayudarlos a lidiar con esos problemas.

Encuentre un abogado con experiencia en reclamos de la ley del limón en Arizona

Encontrar el abogado adecuado para lidiar con los problemas del automóvil “limón” puede ser desafiante y abrumador. Del mismo modo, el consumidor no puede comprender fácilmente las leyes que se redactaron para ayudar. Además, después de todos los dolores de cabeza que ha tenido con ese limón, es bueno tener un defensor.

Lemon Larry intenta facilitar el proceso al consumidor. El servicio Lemon Larry no le cobra al consumidor una tarifa de referencia, ni se espera que el consumidor pague nada de su bolsillo por los servicios legales. El concesionario o vendedor es responsable de los honorarios legales.

¿Tengo un reclamo de la Ley Limón?

Los estatutos revisados ​​de Arizona 44-1261 a 44-1267, específicamente el Artículo 5 – Garantías de vehículos motorizados, define lo que constituye un limón en Arizona. Sin embargo, la persona común podría leer estos estatutos y aún no saber si tiene un reclamo. Específicamente, las leyes limón del estado se aplican a los vehículos que tienen defectos mecánicos del fabricante persistentes e irreparables, incluso después de un número razonable de intentos de reparación.

Es por eso que Lemon Larry ha desarrollado una prueba de siete preguntas para determinar si tiene un limón. Haga clic en el enlace, haga la prueba y, si tiene un limón, Lemon Larry puede ayudarlo. Lo conectarán con un abogado con experiencia y conocimiento para procesar su reclamo de la ley del limón.

No pagará un centavo y sabrá en segundos si califica. Su reclamo podría ser elegible para recibir una liquidación en efectivo o un vehículo de reemplazo si gana.

Los residentes de Arizona se benefician al no tener que pagar de su bolsillo para obtener los servicios del abogado. Una vez que el vehículo ha sido identificado como limón, el abogado puede negociar con el concesionario para obtener un reembolso, devolución o reemplazo y recuperar otros gastos que hayan sido pagados por el consumidor.

Las demandas civiles son una eventualidad cuando las negociaciones fracasan, y el concesionario o vendedor sabe que tendrá que pagar los honorarios de la corte y del abogado por ley si no pueden llegar a un acuerdo. Por lo tanto, solo algunos de estos casos llegan a los tribunales. Podría costar miles más de lo que costaría reembolsar su dinero o recomprar su vehículo, lo que probablemente el tribunal les ordenará hacer.

¿Cuál es el beneficio de consultar a un abogado de Arizona Lemon Law?

Si su automóvil tiene problemas frecuentes, se le llama «limón». Si siempre lleva su vehículo al concesionario para que lo repare, el ciclo nunca termina. Varias veces, ha perdido productividad porque su automóvil está a punto de ser reparado, nuevamente.

Algunos creen que no tienen ningún recurso porque no se les cobra por las reparaciones en garantía. A veces, le rentaban un auto de alquiler por tres o cuatro días, pero las reparaciones tomaban seis y tuvo que pagar más. Incluso si no tuvo gastos de su bolsillo, aun así perdió su tiempo, que, por cierto, nunca recuperará. Podría beneficiarse de presentar un reclamo con un abogado con experiencia en la ley del limón.

Asegúrese de guardar todas las notificaciones al concesionario, reparaciones (incluso aquellas que no pagó), tiempo perdido, alquiler de vehículos y todos los gastos relevantes para la reparación de su vehículo.

Pensamientos finales

Se espera que los fabricantes reemplacen o recompren un automóvil que es un limón. La ley limón de Arizona requiere que todos los vehículos defectuosos que no puedan repararse sean reemplazados.

Para ayudarlo con tal caso, comuníquese con Lemon Larry y deje de luchar con un automóvil, camión o camioneta que no le está funcionando.